trastorno-ansiedad-psicologia-ayuda-sintomas-psicologo-sevilla

Muchas personas sufren el trastorno de ansiedad generalizada, aunque lo desconocen. Te ayudamos a detectarla a partir de los síntomas.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) consiste en un estado de preocupación y nerviosismo constantes sobre diversos aspectos sobre los que la persona no tiene control. Sentir ansiedad es común en distintos momentos de la vida. Por ello, se considera ansiedad generalizada cuando la situación se alarga más de 6 meses.

Este estado de intranquilidad y preocupación excesiva produce un agotamiento en la persona. Por eso es fundamental identificarla cuanto antes y comenzar a recuperar el bienestar. Estos son los síntomas que se relacionan con la ansiedad generalizada:

Nerviosismo o inquietud frecuentes. Cuando el nerviosismo se instala en tu vida puede hacer que simplemente afrontar el día te genere ansiedad. Las preocupaciones más comunes giran en torno a la salud, la familia, el dinero y el trabajo.
Irritabilidad. El estado de alerta permanente provoca irritación en la persona. Resulta más fácil que le molesten cuestiones que en otras circunstancias no tendrían importancia.
Dificultad para concentrarse. El trabajo excesivo de la mente tiene un precio. El agotamiento cerebral impide que la persona se pueda concentrar en tareas y le cueste más tiempo hacer algo.
Agotamiento físico y mental. La tensión parte del cerebro, pero se la transmitimos a todos nuestros músculos. Es frecuente ante la ansiedad generalizada aparezcan cefaleas o dolores de cabeza, temblores y tensión en músculos.
Alteraciones en el sueño. Conciliar el sueño y no verlo interrumpido puede llegar a ser difícil debido a las excesivas preocupaciones. No es raro que después de descansar tengamos la sensación de no haberlo hecho de la forma adecuada.

Para poner fin a este trastorno no basta con reconocerlo, conviene acudir a un psicólogo. Solo con terapia psicológica podremos mejorar la situación y volver a disfrutar de mayor bienestar.