Blog

Blog de psicología, formación, coaching y RR.HH. del Grupo Dictea

Alcohol. Consumos de riesgo

Alcohol. Consumos de riesgo

El consumo habitual de alcohol es algo que ocurre con frecuencia y es perfectamente tolerado en nuestro estilo de vida actual. Está presente en los usos y costumbres de nuestra sociedad y asociado a celebraciones, fiestas y distintos modos de diversión. En España,  el 76,6%  de la población adulta es consumidora de alcohol, según los datos publicados por el Observatorio del Plan Nacional de Drogas. A pesar de estos datos, los bebedores de esta sustancia psicoactiva tienen una baja percepción del riesgo que conlleva un uso inadecuado de la misma y la posibilidad de llegar a un consumo abusivo.

 

Para saber si las cantidades de alcohol que bebemos no constituyen un hábito perjudicial para nuestro organismo es conveniente utilizar el término UBE (unidades de bebidas estándar). Cada UBE equivale a 10 gramos de etanol.  En la primera tabla pueden comprobarse los equivalentes para distintos tipos de bebida y en la segunda los tipos de consumo y su clasificación según la Organización Mundial para la Salud.

 

Atendiendo a estos datos y clasificaciones, un varón que consume más de 4 UBE diarias o una mujer que consume más de 3 UBE al día estaría realizando un consumo de alto riesgo. Evidentemente, no sólo se considera este tipo de consumo cuando se bebe diariamente: si durante la semana no se bebe alcohol, pero durante el fin de semana se supera las cifras señaladas también se caería en un riesgo elevado. Así mismo, tendría esa consideración si la ingesta es de más de 5 UBE en 24 horas, y se realiza al menos una vez al mes.

 

Hay situaciones en las que la ingesta de alcohol también se define como de alto riesgo: en menores de 18 años- donde el hígado aún inmaduro no metaboliza bien el alcohol-, durante el embarazo y la lactancia, cuando se está bajo tratamiento farmacológico de algunas sustancias psicoactivas y si existen antecedentes familiares de alcoholismo.

 

Debemos tener en cuenta que el alcohol es una sustancia que genera dependencia, por lo que su uso debe ser racional y siempre dentro de las dosis aconsejables. Si atendemos a factores culturales y usos habituales de nuestro entorno, podemos llegar a normalizar ingestas que pueden llegar a ser abusivas y constituir consumos peligrosos para nuestra salud a medio o largo plazo. La frase “casi todas las personas que conozco beben tales cantidades y eso es normal” cae en el error de confundir lo frecuente como algo inofensivo. También un número muy elevado de personas sufren de caries y evidentemente no es algo saludable.

 

Es importante, por tanto, que si somos consumidores de alcohol, lo hagamos de forma responsable y sin que constituya ningún riesgo para la salud. En la actualidad, junto al consumo de tabaco y la hipertensión arterial está considerado como el tercer factor de riesgo más importante para la salud y el responsable de enfermedades, accidentes laborales y de circulación, además de su relación directa con situaciones de violencia familiar, social y de género.

 

Rafael Alonso Guerra.

 

Psicoterapeuta. Grupo DICTEA

¿Cómo desarrollar la inteligencia emocional de nue...
COACHING E INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL PROGRAMA S...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Accede aquí
Invitado
Sábado, 27 Mayo 2017

¡Suscríbete!

Calendario de publicaciones

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Dictea Coaching & Consulting

C/ Miguel Rodríguez Piñero, Manzana R-1, portal 8, 1º C
Sevilla 41013

Localización

© Copyright 2017 - DICTEA Coaching & Consulting S.L. Todos los derechos reservados Desarrollo web: The Chef MARKETING

Buscar en DICTEA

POLÍTICA DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política de cookies